BURGOS

Cuando íbamos dirección Galicia, hicimos noche en Vivar del Cid. Llovía a cantaros así que Burgos la vimos a la vuelta a casa.

La noche la reserve en un hotel rural, era la primera vez que hacíamos noche en un hotel rural, y la propietaria nos dio una habitación doble. Bueno no se muy bien como se debe decir teníamos dos habitaciones, una de matrimonio y otra que es la que te encontrabas al entrar que habían dos camas. El baño estaba en la habitación de matrimonio.
 
Esto era fuera de nuestra habitación.

Dimos una vuelta por el interior del edificio pues leí que servían desayunos y al entrar no vimos donde.
En la parte mas oscura de la foto hay una salita con unos sillones y al fondo como se puede ver hay las mesas y sillas que suponíamos que era allí donde servían el desayuno.


Y al cruzar la sala de desayuno la sorpresa fue llegar a esta cocina a disposición de todos en la que no le faltaba detalle. Horno, nevera, vitroceramica....



  

Viniendo de una semana de calor horrible en nuestra ciudad, dormimos a pierna suelta y fresquitos. 





Y aquí las pocas fotos que hicimos a la vuelta hacia casa, en nuestra mini parada en Burgos. Lo justo para comer y ver desde fuera la Catedral.





Que lastima de tiempo en Burgos porque, aunque se agradece no pasar calor, quedan más bonitas las fotos con un día mas claro.







Nos queda pendiente volver a ir a visitarla con mas calma, porque en realidad no vimos casi nada y esa Catedral merece una visita con detenimiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

POLLO CON PISTO

MI PRIMER PREMIO COMO BLOGGERA

PLATOS COMPLEMENTARIOS